La Luna (y nuestra luna), un camino de autoconocimiento - 1ª parte



Entre finales de la Edad del Bronce y principios de la Edad de Hierro (aproximadamente 2000-1500 a.c.), en la mayor parte del planeta se produjo un cambio por el que se pasó de un calendario puramente lunar a otro lunisolar. Cuando se descubrió que la luz de la Luna no era sino el reflejo de la luz del Sol, muchos de los poderes asociados a la Luna se trasladaron al Sol. En Occidente, este proceso coincidió aproximadamente con el dominio de las culturas patriarcales sobre las culturas de la Diosa, lo que, de forma similar, provocó que los relatos acerca de la Diosa quedaran oscurecidos o distorsionados por la perspectiva mitológica dominante del Dios.

Partiendo de esta constatación y a través de un conjunto de artículos, vamos a presentar la preciada carga simbólica que tiene este astro y su íntima relación con el trabajo de autoconocimiento. Además, queremos con ello apoyar el movimiento implícito de reivindicación del legado arquetípico "femenino", contraponiéndolo al movimiento patriarcal iniciado en el Neolítico.

Empecemos este conjunto de artículos, entonces, señalando algunos de los atributos simbólicos de la Luna:


- El mito fundamental asociado a la Luna es el de la muerte y el renacimiento. Las gentes del pasado percibían el crecimiento y la mengua del satélite como el desarrollo y la agonía de un ser celestial, cuya muerte iba seguida por su renacimiento en forma de luna nueva. El perpetuo drama de las fases de la Luna se convirtió en un modelo para observar la existencia de un patrón en la vida humana, animal y vegetal, incluida la vida más allá de la muerte. Muchos son los mitos en los que, a los tres días de la muerte, se produce el renacimiento (el más cercano a nosotros es el de Jesucristo).


- La Luna permite recuperar una forma diferente de entender el tiempo. Los ciclos de la Luna nos hablan de un ritmo circular, de un eterno retorno (como dirá Platón), un ritmo infinito de crecimiento y disminución que M. Eliade llamó "tiempo vivo" y que no sólo rompe con nuestra idea de tiempo, lineal y humanamente finito, sino que, contraponiéndose a nuestro tiempo muerto, nos conecta con los ritmos de la vida y la Tierra, tan olvidados en nuestro presente.


- Puesto que el ciclo de la Luna parecía corresponder con tanta precisión a los ritmos mensuales de la matriz femenina, lo más probable es que fueran las mujeres, al calcular el ritmo de su ciclo menstrual de luna a luna, las primeras en medir el tiempo. Como el momento del parto también se podía calcular por la luna (diez lunas de 28 días), se dio por supuesto que el astro gobernaba sus fases de fertilidad e infertilidad y, por extensión, el ciclo procreador de todos los seres vivos. La Luna se consideraba la fuente esencial de la fertilidad sobre la Tierra, del crecimiento y el decrecimiento de los animales y las plantas.


- La Luna es la única luz que ilumina la noche. Es, por tanto, una luz en las tinieblas que alumbra, acoge y cuida. Señala, de forma indirecta, cómo proceder respecto a nuestras propias tinieblas, en nuestra noche interna, y cómo caminar en el trabajo de autoconocimiento.



La simbología de la Luna es más amplia, más rica. Iremos desplegándola poco a poco, teniendo en cuenta que, a partir de septiembre'20,  tenemos en mente realizar un seminario dedicado a la Luna (y a la Luna que cada uno de nosotros encarnamos) y al autoconocimiento.

Concluimos con una pequeña reflexión: Qué olvidados tenemos los ciclos de la Luna y, con ellos, los de la Naturaleza y los propios. ¿No sería importante, al menos, escucharlos/nos?

Produce una alegría interna, profunda, serena y arraigada, descubrir que el camino de autoconocimiento nos permite siempre recuperar nuestro entorno (y a nosotros mismos) y enlazarnos de forma íntima con él. Gracias al hecho de ser fieles a la máxima délfica Conócete y conocerás al Universo y los dioses esto es posible.



187 views

Filosofía para la vida.

Suscríbete a la newsletter y estate al corriente de todas nuestras actividades.

Síguenos

  • Gris Icono de YouTube
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon