La desaparición de los rituales, una vida sin referencias



Como comenta Byung-Chul Han en La desaparición de los rituales, un ritual puede entenderse como aquel conjunto de técnicas simbólicas de instalación en un hogar.


Es decir, es aquel conjunto de prácticas y discursos que permiten convertir nuestro estar en el mundo en un estar en casa, pues dotan al tiempo y al lugar de una simbología que posibilitan transformarlos en lugares fiables, estables y con sentido.


A nuestro tiempo, al tiempo actual, le falta un armazón firme. No es una casa (tampoco nuestro mundo), sino un flujo inconsistente. Se desintegra en la mera sucesión de un presente puntual. Se precipita sin interrupción. Nada le ofrece asidero y el tiempo que se precipita sin interrupción no es habitable.


Esta sensación de tiempo precipitado la podemos apreciar en nuestra propia atención. El llamado trastorno por déficit de atención es algo con lo que ya todos nos caracterizamos. No es una patología, es producto de esta temporalidad acelerada y reproducción continua y saturada.


Quizás nos hace falta recordar que el filósofo Malebranche decía que la atención es la oración natural del alma. Hoy nuestra atención (y nosotros) vagabundea por las nubes (no como remanso, sino como búsqueda incesante de un lugar imposible donde reposar).



Junto a esta velocidad, la presión para producir, para generar imágenes a través de nosotros mismos es imparable. Hay un empuje a darse un postín egóico, a producir ecos (reproducciones, imágenes, sensaciones) del yo. Nuestra imagen (y nosotros) se ha convertido en una fábrica 24/7 que no descansa.


Cada vez se generan menos sentimientos comunitarios. A cambio predominan los sentimientos pasajeros y las pasiones transitorias como estados de un individuo aislado en sí mismo.


El silencio no produce nada, el silencio detiene el devenir para instalarnos, acompañándonos de la atención, en un presente habitable. El silencio, nuestro silencio, va hoy a contrapelo de este presente hipostasiado. ¿Qué se ha hecho de él? ¿Qué hacemos con nuestro parar, escuchar..? ¿Dónde estamos, dónde está nuestra atención?

342 vistas1 comentario

Filosofía para la vida.

Suscríbete a la newsletter y estate al corriente de todas nuestras actividades.

Síguenos

  • Gris Icono de YouTube
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon